Es muy probable que hayas oído a los hablantes nativos de inglés utilizar «wanna» (querer +to ), «gonna» (ir + a) y «hafta» (tener + a) en el habla cotidiana. Sin embargo, ¿sabías que hay muchos más ejemplos de pronunciación relajada en inglés?

La pronunciación informal no es una jerga ni un inglés «incorrecto» y -aunque casi nunca se utiliza por escrito- se considera parte del inglés natural estándar cuando se habla a una velocidad normal.

 

LA PRONUNCIACIÓN RELAJADA EN INGLÉS TIENE UNA LARGA HISTORIA

¿Le parece que Wanna es una jerga moderna? Pues ciertamente no lo es. Como puedes ver aquí en el visor Ngram de Google, «Wanna» existe desde 1880.

 

 

A continuación, se exponen algunas de las razones por las que el inglés natural suena así. Es fundamental conocer el fenómeno de la pronunciación relajada si quieres entender las series de televisión, las películas y el habla informal cotidiana que utilizan los hablantes nativos de inglés.

 

1-. La velocidad natural del habla

Para empezar, la pronunciación relajada se produce inevitablemente cuando hablamos a una velocidad natural rápida.

En los siguientes clips puedes escuchar 3 velocidades de ‘Want to’

 

Lenta: Want + to = querer

 

Media: Want + to = wanta

 

Rápida: Want + to = wanna

 

En este sentido, la investigación realizada por Nina Weinstein a partir del vídeo «8 Secrets of Hearing and Understanding Real English» con un grupo de hablantes nativos durante un periodo de 7 horas muestra que la versión rápida «wanna» es, con diferencia, la más frecuente.

La pronunciación relajada se produce por la velocidad del habla.

 

 

2-. Palabras de contenido, contraste y schwa

Otra razón clave por la que los hablantes nativos utilizan la pronunciación relajada en el inglés hablado de forma natural es porque pretenden resaltar ante el oyente las palabras de contenido importantes (verbos, nombres, adverbios, adjetivos, números, etc.). Estas palabras clave llevan el significado y el mensaje principal de la frase y los hablantes nativos suelen pronunciar estas palabras más alto y con mayor énfasis.

La Schwa y el inglés natural

Al poner énfasis en las palabras de contenido, hay que restar importancia a las palabras de función o formas débiles (artículos, preposiciones, pronombres, modales).

De hecho, éstas se reducen normalmente cuando hablamos y se vuelven más silenciosas y suaves con la ayuda del sonido vocálico débil inglés Schwa. En futuros posts exploraremos con más detalle este sonido común, junto con el llamado estrés de la frase, ya que es crucial para hablar y entender el inglés natural.

 

The Schwa in sentence stress

 

En el siguiente ejemplo – ‘Tengo que ir al baño’ – se oye claramente GO y BATHROOM.

Por otro lado, observe la Schwa en ‘Have to’ = ‘hæftə’ y ‘To the’ = ‘də ðə’.

 

Ejemplo de acentuación de la frase en el inglés hablado naturalmente

 

La cuestión de contrastar las palabras clave con las gramaticales está bellamente ilustrada aquí por Judy B. Gilbert durante su charla en The New School ‘Teaching Pronunciation – Seven Essential Concepts’:

¿Ves la mariposa?

 

 

La pronunciación relajada es el inglés natural y la utiliza todo el mundo.

De hecho, reducciones como ‘hafta’, ‘gonna’ y ‘wanna’ son tan comunes en el inglés hablado que se dicen de media cada 2 minutos en el inglés natural de cada día.

He aquí un extracto de una entrevista con Nina Weinstein:

«Las tres formas reducidas más comunes son wanna, que es la forma hablada de ‘want to’; gonna, que es la forma hablada de ‘going to’ más un verbo; y hafta, que es la forma hablada de ‘have to’. Y una de estas formas aparecerá aproximadamente cada dos minutos».

En conclusión, ‘wanna’ y ‘gonna’ son utilizados por todos en todos los registros del habla, desde los formales hasta los informales. Los siguientes vídeos no te dejarán ninguna duda.

 

Wanna

 

Gonna

 

Esté atento a nuestra próxima entrada del blog con más ejemplos de pronunciación relajada y de inglés natural. Y recuerda descargarte nuestra aplicación. Así seguirás mejorando tu inglés para sonar más natural y fluido.

¡Comparte con tus amigos!